Infobaja

Buscan impulsar zona económica estratégica

Tijuana.- En el Consejo Coordinador Empresarial se defiende y abandera la conformación de una Zona Económica Estratégica en Baja California, mencionó el presidente del CCE Tijuana, Kurt Honold Morales.

Sostuvo que se tiene el convencimiento de que un régimen de incentivos especiales para atraer y retener capitales, puede transformarnos en el mediano plazo en un polo de desarrollo mega- regional y en uno de los principales destinos de inversión extranjera directa en todo el país.

Honold Morales quien presidió la reunión que el titular de la autoridad federal sobre las Zonas Económicas Especiales, Gerardo Gutiérrez Candiani, tuvo con representantes de distintos organismos empresariales, dijo que se tiene la certidumbre de que una Zona Económica Estratégica no solamente permitiría a los empresarios  competir en condiciones equitativas con el sur de California y retener consumidores, sino que fomentaría de forma casi inmediata  el crecimiento económico del estado e impactaría positivamente  en el empleo y el Producto Interno Bruto.

Al mismo tiempo, agregó, la Zona Económica Estratégica motivaría la constante innovación tecnológica, científica y el impulso a la creación de  nuevos  clústers o el fortalecimiento de los ya existentes como el  electrónico, aeronáutico y aeroespacial, automotriz y de autopartes, tecnologías de la información, energías renovables, biotecnología y nano tecnología.

"También podría detonar industrias emergentes como la del vino, los productos y los servicios médicos, además del turismo relacionado con la salud o el naciente mercado de la cerveza artesanal que crece velozmente.

En contraparte, el impacto negativo de la fuga de consumidores en Baja California equivale a alrededor del 30 % del PIB estatal, representa entre el 35% y el 50% del gasto en los hogares e impacta negativamente a más de 60 mil potenciales empleos", señaló.

Baja California, añadió, ha demostrado históricamente capacidad de adaptación e innovación frente a los giros y turbulencias de la economía mundial. Por lo que al pronunciarse por un esquema arancelario que fomente la competitividad y por ende el crecimiento de la región fronteriza, no se pide un privilegio, sino una condición que permita ser más competitivos y detonar el enorme potencial de la región.

Refirió que en los últimos años Baja California refleja un crecimiento económico moderado o francamente bajo, pero que en el CCE se cree plenamente en el potencial de la región.

"Nuestra propuesta no es regresar al antiguo sistema de Zona Libre, sino apostar por la Zona Económica Especial. No se trata solamente de pedir una condición especial arancelaria que únicamente beneficie a unos cuantos empresarios, sino de generar las condiciones para impulsar un polo de desarrollo que destaque por su alto nivel competitivo a nivel tecnológico y científico y su elevado estándar de bienestar social", declaró.

Expresó que la posición geográfica es tan solo una de las ventajas que el estado tiene para contar con una Zona Económica, pues es la puerta de entrada a California, la entidad más rica de los Estados Unidos que por sí sola su Producto Interno Bruto le daría para ser la séptima economía del mundo.

La implementación de una Zona Económica Estratégica generaría beneficios para todo el país, no solamente para una región.  Las experiencias en otras regiones del mundo demuestran que beneficia por igual a la comunidad empresarial, al erario público y a los ciudadanos, consideró.

"La Zona Económica Estratégica no implica la cesión de ninguna potestad ni de autonomía alguna. Tiene efectos arancelarios, pero también económicos y sociales, pues reduce el desempleo, la marginación y la desaceleración comercial, permitiendo al particular adquirir a precios competitivos y con beneficios empresariales, los productos que se ofertan en cualquier estado extranjero.

Al haber una mayor derrama de recursos en territorio nacional, el Estado se beneficiará, pues el ahorro interno se fomenta y fortalece, lo que es común en las economías desarrolladas, en donde su política económica la sustentan en el ahorro privado y no en el ahorro público como el caso de México", comentó.

Por su parte, Gerardo Gutiérrez Candiani, manifestó que de parte de la federación se mantendrá una colaboración permanente con el sector empresarial del estado con la finalidad de seguir fomentando la productividad.

Entre los asistentes a la reunión estuvieron los presidentes de los CCE de Rosarito, Rafael Crosthwaite; de Tecate, Teresa Ruiz Mendoza y de Ensenada Marco Antonio Coronado, además de Pedro Romero Torres Torija, Presidente de la Zona Económica Fronteriza.